Steam y el modelo Free to Play.

Aviso para navegantes: ¡No, no os asustéis, ésta noticia no está repetida! La anterior entrada y ésta, si bien similares, hablan desde dos perspectivas distintas.

Pista: La mia habla menos de sombreros.

Hablemos de mercado:

Cualquier mercado es siempre caprichoso y cambiante, basado en las tendencias sociales más en voga en cada momento, la evolución de las distintas tecnologías y las nuevas posibilidades que el producto pueda aportarnos para nuestra vida cotidiana o profesional.

El mercado de los videojuegos no es distinto, y el modelo de negocio tradicional se ve cada vez más acosado por nuevas alternativas de monetización, algunas compatibles con el mismo mientras otras le declaran inevitablemente obsoleto o, al menos, minoritario. Éstas alternativas se ponen a prueba introduciéndose en ese mismo mercado y comprobando cual es el límite, hasta donde están los usuarios dispuestos a dejar que el concepto empuje las barreras de lo que es aceptable en ese instante.

Suscripciones:

Uno de los modelos que claramente se ha abierto un hueco en el mercado es el modelo de suscripción, visto en juegos como Ultima Online o Everquest, y aplicado con un éxito mayor a cualquier otro anteriormente en World of Warcraft. Éste juego suma más de 12 millones de suscriptores actualmente, lo que genera una cantidad de dinero casi suficiente para rodar la trilogía original de Star Wars, ¡una vez al mes!. (O más de 12 nuevas secuelas de “Hora Punta” al año, si eres de los que memorizan mejor los datos cuando vienen acompañados por terror auténtico y bromas racistas).

Mejor no me hagáis hablar del tema...

Incluso Sony y Microsoft se sumaron al carro de las suscripciones, con Playstation Plus y Xbox Live, respectivamente, lo que al menos en el último caso genera mucho más dinero a la compañía que la propia venta de juegos.

Free to Play:

Sin embargo, ésto no es nada comparado con el modelo que se ha abierto paso ante la boca abierta de todos durante los últimos años. El modelo de Free to Play.

Frente a la idea del modelo de suscripciones, en el que el usuario ha de pagar una cantidad al mes (habitualmente sobre unos 13 Euros), que costea el mantenimiento de los servidores y te permite un acceso al universo expansible del juego, en los Free to Play no pagas nada por el mero hecho de jugar.

Éste modelo es el que han seguido durante años gran cantidad de MMORPG y juegos web y, más recientemente, juegos integrados en redes sociales.

Como el archiconocido FarmVille, de Zynga.

El efectivo, al no costar un duro la adquisición o uso del producto, llega a partir de microtransacciones que el usuario realiza para obtener ciertos privilegios (usuario VIP, Premium) u objetos y ventajas sobre los usuarios que no realicen la compra (sombreros, ropas, armas o bonificadores).

Como señalan en éste artículo de 2008, las barreras de entrada en éste tipo de juegos son mucho menores, y el usuario disfruta de la flexibilidad y el mayor control de lo que quiere invertir (en tiempo y dinero) en el juego. Sin embargo, por alguna razón, ésto parecía reservado a juegos MMORPG y “casuales”, y ninguna empresa reconocida parecía querer dar el paso.

Ésto es, hasta que el gran éxito de juegos como Battlefield Heroes (inicialmente desarrollado por DICE, de la serie Battlefield, ahora por EA/Easy Studios) y Champions Online (por Cryptic, de City of Heroes) demostrasen que el Free to Play no tenía por qué estar peleado con un público algo más hardcore y grandes empresas con años de experiencia.

Saltándome otra hipérbole sobre lo mucho que estos dos listillos ganaron con esa decisión, y después de ésta no breve introducción, por fin llego al punto donde quería llegar:

"¡Cúbreme Chan, ya sabes cuánto odio ponerme moreno!"

Ehem…Steam, la gran plataforma de distribución digital de Valve, apoya de manera directa el F2P, y lo hace sin tapujos lanzando (además de el soporte a juegos externos como Alliance of Valiant Arms o Global Agenda la semana pasada) una sutil indirecta.

La sutil indirecta:

Team Fortress 2, uno de los juegos emblema de la compañía, uno de los shooters mejor valorados y que mejor resiste el paso de los años, por sus constantes actualizaciones gratuitas, soporte y sentido del humor (y por su gran cantidad de insultos y desmembramientos, para que engañarnos), se pasa al modelo “Gratis para todos, aunque seas feo, pobre o informático”.

Ésto es, no durante una semana, no durante un mes, no durante un año, ¡sino para siempre!. (Govoid no se hace responsable de un posible cambio de opinión por parte de Valve en base a un fracaso del nuevo modelo en el que el juego vuelva a su inicial premisa de compra “1 Juego por 1 Alma Noble con Toppings”)

Si ya compraste el juego en el pasado, o ciertos artículos, y te da rabia que esperando un poco más hubieses podido conseguirlo por la patilla, no te preocupes. En tu caso, tu cuenta pasa automáticamente a ser Premium.

Si lo que te preocupa, en cambio, es la idea de que puedas tener que volver a pagar por algo, tampoco te preocupes, pues los objetos podrán seguir obteniéndose de la manera tradicional , y las actualizaciones de personaje siguen siendo gratuitas.

No, el helado sigue sin ser gratis.

Así que el mensaje es claro, echadle un ojo al nuevo tráiler de personaje Meet the Medic, sumergíos un poco en la ambientación, humor y temática del juego, estad atentos a nuevos juegos gratis que seguro irán saliendo por Steam y pasad un buen rato machacando a vuestros amigos más torpes por menos de lo que cuesta un estornudo.

Mucha más información sobre éstos últimos aspectos en la entrada de mi compañero.

¡Pincha, es gratis!

One thought on “Steam y el modelo Free to Play.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *