Análisis del Nokia Lumia 800: La tercera vía



Cuando uno piensa en un smartphone a la última, hasta ahora solo dos ideas pasaban por nuestra cabeza: o un iPhone o uno de los LG, Samung o HTC de alta gama con sistema operativo Android.

Nokia y Microsoft han querido romper esa tendencia, a través de los Nokia Lumia 800, que utilizan el SO Windows Phone. Y tras probarlo, podemos decir que sin duda lo han conseguido. A continuación os explicamos el porqué.

La experiencia Windows Phone

Lo primero que notamos en cuanto empezamos a utilizar el Lumia y Windows Phone es la idea de que “esto es otra cosa”. Para alguien acostumbrado a manejar Android e IOS, el cambio es realmente llamativo.

Windows Phone rompe con los esquemas anteriores, que llenan nuestra pantallas de iconos cuadrados a los que llamamos apps. En su lugar, se nos presenta una pantalla inicial a la cual anclaremos aquello que usemos más frecuentemente.

No navegaremos por las pantallas deslizando nuestro dedo solamente de izquierda a derecha, pasando pantallas llenas de los dichosas aplicaciones, sino que ahora nos movemos también de arriba a abajo. El menú que se nos presenta es muy intuitivo.

Un pequeño detalle que nos ayuda en todo momento es el teclado táctil. Es tremendamente suave y se escribe con él mucho más fácilmente que con el de IOS, y especialmente, el de Android.

Hay que confesar que el Market que presenta Windows Phone aún no está a la altura del Android Market y la AppStore, todo hay que decirlo. Pero la mayoría de apps que usamos normalmente sí que ya las podemos encontrar.

Oficina y diversión a partes iguales

Pero si hay algo en lo que sobresale este Lumia es lo relacionado con la productividad y el entretenimiento. La clave está en Office, Xbox Live y Nokia Música/Zune.

Para empezar, la suite de Office que encontramos es la mejor que hemos visto en un móvil. Gestionar documentos de Word y Excel es casi tan fácil como en un tablet o un netbook.

Por el otro lado, veremos todo el poder de Xbox Live aplicado a un móvil, lo cual es una delicia para los jugones. La conexión con nuestra cuenta de Xbox y la gran cantidad de juegos de la plataforma hacen de él lo más parecido a una consola portátil que ha hecho Microsoft.

Y por último, y quizás lo que menos se esperaba, es que la gestión de música es capaz de rivalizar con el mismísimo iTunes. Para ello, Nokia aporta Nokia Música y Microsoft, el sistema Zune.

Zune es poco conocido en Europa, pero es “el iPod/iTunes” de Microsoft. Descarga de podcast, compra de música online, sincronización con redes sociales…poco más se puede pedir.

Nokia Música se saca de la chistera algo genial y revolucionario: los mix radio. Sesiones de música del estilo que prefiramos (desde pop español a gospel, pasando por trance o hard rock), casi infinitas y que, lo mejor de todo, pueden ser escuchadas tanta online como offline. Una auténtica maravilla.

Conclusiones

Siendo sinceros, es difícil que en un mercado tan polarizado como el actual (con Google en un lado y Apple en el otro), Nokia y Microsoft se hagan un hueco. Pero tras probar el Lumia 800, podemos asegurar que tiene todo lo necesario para poder conseguirlo.

One thought on “Análisis del Nokia Lumia 800: La tercera vía

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *