Juegos para la vuelta a clase I : Xenoblade Chronicles

Hemos tenido, para variar, un verano sin apenas novedades reseñables en el mundo de los videojuegos. Pero entre finales de agosto y principios de este mes de septiembre han aparecido un puñado de títulos con un nivel altísmo.

El primero del que vamos a hablaros es uno de estos juegos que sirven para desmontar mitos. Un año después de su salida en Japón llega para Wii – una consola que se creía muerta – un JPRG, el género más descuidado de esta generación. Con ustedes, le presentamos el mejor juego de rol oriental del último lustro: una obra maestra llamada Xenoblade Chronicles.

No exageramos ni un ápice al decir que Xenoblade es el mejor juego JRPG de los últimos años. Desde que salió la última generación de consolas de sobremesa apenas hemos visto títulos de rol a la altura de la pasada década, y los pocos con cualidades, como el brillante Mass Effect, eran de corte occidental.

¿Y qué tiene Xenoblade que me haga limpiar el polvo de mi Wii? Pues un estilo de juego que maravillará a los fans de los Final Fantasy o Dragon Quest de PSX o SNES, pero también, al ser rol sin turnos sino con acción en tiempo real, a los mayores fans de las aventuras.

Como todo JPRG, su historia y personajes pesan mucho. Manejaremos a un grupo de chavales, liderados por el joven Shulk, que viven en un mundo formado por 2 gigantes, Bionis y Mekonis, que pasaron a descansar tras finalizar una legendaria lucha. El objetivo de Shulk y su grupo será buscar venganza después de el ataque de los Mechons, los habitantes de Mekonis, a su hogar.

Shulk es un científico, sin grandes habilidades para la lucha a diferencia de sus amigos Reyn y Fiora. Pero se convierte en la pieza clave cuando descubre que el único capaz de empuñar a Monado, una arma de tecnología desconocida que es capaz de dañar a los Mechons.

El mundo de Xenoblade es de los más grandes que hayamos visto en una consola. En él habitan diversas razas, criaturas dignas de un Monster Hunter y encontraremos ciudades enormes. Y algo que es de alabar: los entornos son muy originales, siendo cada nivel muy diferente a los demás.

El apartado gráfico es de lo mejorcito que hemos visto en la Wii. El detalle de las hojas al pasar, las transiciones día-noche, el detalle de los personajes (cuyo aspecto cambia en función del equipamiento que llevemos puesto), los fondos cuando nos acercamos a una ciudad…son de gran calidad.


El creador de esta maravilla es Tetsuya Takahashi. A los más veteranos les sonorá, pues era de las cabezas de la antigua Square y responsable de los Final Fantasy V, VI y Chrono Trigger.

Del elenco de personajes de nuestro grupo,que al final llegan a siete, deberemos elegir a 3 para nuestro equipo. De esos 3, solo manejaremos a uno, con el cual andaremos, hablaremos con la gente, lucharemos, etc; mientras que los otros dos serán los que nos apoyen en el propio combate.

El sistema de combate, como hemos comentado, es de acción en tiempo real. Al acercarnos a un enemigo contra el que queremos luchar, nuestro personaje atacará de forma automática, y nosotros, a la vez, seremos quien vayamos eligiendo las Artes (poderes) aprendidos, que causarán más daño a nuestro enemigo, veneno,curación etc; y que gozan de un tiempo de recarga antes de volver a ser utilizados.

Puede parecer un poco lioso, pero rápidamente se le coge el truco. Te acercas al bicho, y mientras tu personaje empieza a atacar, tú vas eligiendo de una lista horizonal qué arte vas usando: si uno para sanar, ahora otro para desproteger, después congelarle…en un segundo.

Por supuesto aparecen los elementos clásicos de un RPG. Hay un árbol para desarrollar Poderes pasivos de nuestros personajes, podremos mejorar las Artes, a nuestro sinfín de armas y equipamientos podremos incorporarles gemas (forjadas por nosotros mismos) para aumentar sus poderes…

Una de las mayores aportaciones de Xenoblade Chronicles es el tema de la afinidad, algo no demasiado explorado en los RPG con componentes de acción. En este caso, la afinidad se afronta de dos maneras: entre los propios personajes de nuestro grupo y la de nuestro equipo con el enorme número de NPC que pueblan el mundo.

La afinidad entre nuestros protagonistas aumenta cuando luchan juntos (si pulsamos un botón para dar ánimos o revivir a un caído), al darles objetos o completar misiones. Y servirá para que luchen mejor y que puedan “compartir” más poderes de los ya aprendidos.

La afinidad de nuestro grupo con los demás personajes del mundo se consigue realizando conversaciones y misiones. Y los premios son bastante jugosos: mejores objetos para intercambiar con ellos, más misiones, y sobretodo, nuevas Artes y árboles de poderes para nuestro equipo.

Y es que una de las grandes claves de este Xenoblade es el empeño que pone en que hagamos misiones alejadas de la historia principal. Reconstruir una colonia en ruinas o elegir la vocación en la vida de otro personaje no solo será reconfortante sino que nos proporcionará grandes beneficios en nuestra aventura.

Xenoblade Chronicles sale a la venta con un nuevo Mando Clásico Rojo, pero se puede jugar con el habitual. También se puede con la combinación Nunchuk+Wiimote, pero no es lo más recomendable.

La duración es de otra época. La historia principal nos tomará un mínimo de 60 horas, y si queremos exprimirlo al máximo, consiguiendo todos los poderes y completando todas las misiones, tardaremos bastante más de 100 horas.

Conclusiones

Nos encontramos ante un título que todos aquellos que disfrutaron de un Final VII o un Chrono Trigger y que piensa que ya no se hacen juegos como aquellos deberían probar. Xenobade es lo que debió haber sido el Final XII o XIII. Y si llevara ese nombre, más gente reconocería lo que es: uno de los mejores JRPG de la historia.

3 thoughts on “Juegos para la vuelta a clase I : Xenoblade Chronicles

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. El Mass Effect es un juego brillantísimo, el que es brillante es la secuela. Además te falta por mencionar los Kingdom Hearts, juegos que podríamos introducir en este género y que a su vez son de los mejores juegos de los últimos años, aunque siendo Tetsuya Nomura (FF VII) el diseñador no es de extrañar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *