Skip to main content

Sillas de Ruedas, Robots y demas aparatos controlados por la mente

Como si de ciencia ficción se tratase, desde hace dos años se lleva investigando el control de aparatos electrónicos mediante la mente, trayendo como resultado lo que han logrado un par de ingenieros informáticos de Zaragoza como proyecto de fin de carrera.

Aunque la tecnología es muy básica y nueva todavía, dan por hecho que en menos de diez años se implantará en nuestras vidas… pero, ¿de qué se trata realmente? Sus bases son sencillas: El cerebro libera información en forma de impulsos eléctricos, los cuales son recogidos por un ordenador, calculados y procesados, consiguiendo lo que llamaríamos el «control mental» del ordenador en cuestión.

En términos prácticos, estos chicos de Zaragoza lo han utilizado para conseguir el control de una silla de ruedas por la mente, permitiendo así que gente completamente incapacitada puedan ser capaces de mover el aparato, y sin cansarse. Esto podría abrir nuevas formas de vivir más cómodamente para aquellas personas con discapacidad motora. Cabe destacar que no hay que poner ningún gran aparato en nuestra cabeza, sino que un par de simples electrodos.

Por otra parte otra de las pruebas con su sistema ha sido el control de un robot a 260 kilómetros de distancia -aunque la distancia realmente no importa, pues los datos simplemente son enviados por Internet- consiguiendo que manejásemos la cámara y el movimiento de dicho robot sin tener que mover ni un pelo, simplemente pensando y totalmente momentáneo, sin tardar ni un segundo de respuesta. Las posibilidades de esta tecnología son infinitas.

Tal vez cueste creerlo, o parezca ciencia ficción como ya antes dijimos, pero sin duda esto trae un gran avance hacia la comodidad además de que puede permitirnos avanzar en nuevas vías de investigación científicas y tecnológicas. Sin duda, toda una hazaña por parte de estos nuevos ingenieros.

heraldo

Vía | Heraldo de Aragón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.