Starctaft II – ¡Ya era hora!

Me compré el juego nada más salir en un Game, y tras varios días probandolo, jugando el modo historia y avanzando en la liga online aquí os traigo un resumen de qué es y qué no es este juego. Por mi parte he quedado muy satisfecho (blizzard siempre demuestra estar a la altura) aunque hay algún que otro punto mejorable (o por lo menos a mi ver).

Si quieres saber que sorpresas aguardan en esta nueva edición del mítico juego de estrategia espacial, continua leyendo.

Introducción

Starcraft es la saga espacial de la compañía Blizzard Entertainment, con un primero juego con expansión (Starcraft I y Starcraft Brood War) y continuado ahora con la trilogía Starcraft II. Un juego de estrategia donde puedes controlar a tres tipos de razas, los terran (o humanos), los protos (unas criaturas futuristas con escudos energéticos y control sobre los portales) o los zerg (insectos gigantes con una supermente gobernándolos).

El primer starcraft ya hizo estragos en el mundo de los videojuegos de estrategia, siendo un juego que todavía se ve en torneos por Corea. Fue una revolución en muchos aspectos técnicos al igual que ha sido (o será) su predecesora, como detallaré más tarde. Un juego que tal vez marque un antes y un después en este estilo de videojuegos, como lleva haciendo Blizzard tantos años (saga Warcraft o Diablo).

Argumento

El inicio de Starcraft II ocurre varios años después del primero. Tu compañero Tychus Findlay ha salido de la cárcel a cambio de vivir encerrado en una armadura de soldado y el gobierno de Arcturus Mengsk sigue en pie como una gran dictadura (el dominio) de todos los pueblos Terran. Tú, el conocido Jimmy Rainor, exiliado tras la guerra, decides reunirte con tu compañero para rescatar antiguas reliquias Xel’Naga (raza divina que estuvo antes que los protos, terran o zerg), mientras preparas una rebelión.

Todo se tuerce cuando la Reina de Espadas, jefa de los zerg, vuelve a aparecer, trayendo una nueva guerra a las colonias, y mientras tanto una antigua leyenda protos surge, con el fin de todas las razas conocidas y la reaparición de los míticos Xel’Naga.

Gráficos, Traducción y Sonido

Un punto a favor del juego es que han trabajado enormemente el apartado gráfico con respecto a las traducciones. Con esto quiero decir que algo que impresiona al principio es ver como todos los carteles, objetos y hasta el más mínimo detalle en el mapa (pintadas y similares) están en perfecto castellano y sin perder calidad alguna.

Por otro lado han generado un motor (no sé si estará para el WoW) por el cual todos los personajes al hablar mueven la boca de manera sublime, con un parecido real muy logrado. Se extrañó mi padre cuando le dije que no era un juego español, por la eficacia de los gestos, y por supuesto si se cambia el idioma los movimientos son distintos. Por otro lado los diálogos (al menos en castellano) están muy trabajados (demasiadas palabrotas por parte de algún que otro personaje…) pero una actuación excelente. Sin olvidarnos los huevos de pascua (como -¡zas! En toda la boca-).

Los chicos de Blizzard han hecho bien su trabajo en cuanto a la banda sonora, siendo ésta muy buena y en Dolby Surround 7.1 (si es que alguien juega con 7 altavoces…). Temas míticos del Starcraft remasterizados ademas de nuevas canciones que ponen la piel de gallina en algunos casos. Los vídeos también están muy logrados (como siempre, al estilo de Blizzard) con un nivel de detalle impresionante.

Quizás un punto un poco amargo es que el juego está montado sobre direct X 9.0 y no 10 o 11 como existe actualmente, por lo tanto no hay que esperar un crysis, eso sí no obstante están muy a la altura.

Novedades

Pero ¿Qué tiene este juego que no tenga cualquier otro RTS, o juego de estrategia? El modo historia sublime y el sistema online (que detallaré en el siguiente punto). Acerca del modo historia el juego no es simplemente ciertas pantallas e ir cumpliendo “misiones” (como pudiera ser el Warcraft III) sino que además hay una parte de la trama que ocurre fuera de las misiones, en la nave espacial.

Durante el modo de  juego “en la nave” puedes hablar con cientos de personajes, ver la televisión, investigar armamento y hacer nuevas amistades (o disputas). Es una mejora digna de mención que refresca el estilo de campaña de este tipo de juegos. Además dependiendo de tus elecciones obtendrás unas misiones u otras, además de un tipo de ejercito u otro, un punto curioso. Quizás se echa en falta que sólo está la trama “Terran” (y de ahí que vaya a ser una trilogía), no obstante es una campaña sobresaliente.

A todo esto hay que incluir un buen sistema de logros para obtener así distintos tipos de logos e iconos que poner a tus unidades y a tu perfil (además de medallas), algo que a más de uno le gustará.

Multijugador

Por si fuera poco las mejoras que han hecho al modo un jugador cabe destacar el modo multijugador. El sistema ahora te ordena por ligas tras combatir varias veces (Actualmente sé que existe la liga de Cobre, Plata y Oro, no he podido comprobar más, todavía), para así buscarte contrincantes adecuados. Además dependiendo de tu rango en la liga (un número empezando por el 1 y acabando por la centena) se otorgarán “ventajas” a tus oponentes o a tus aliados, para hacer siempre una partida justa (lo que complica seriamente subir de liga…).

Por otro lado ahora el juego requiere online (para evitar piratería, imagino), tanto para un jugador como para multijugador. Por suerte han añadido un sistema de chat con cualquiera de los próximos juegos de Blizzard y el WoW, pudiendo entonces hablar con tus amigos mientras juegas.

La interfaz es muy cómoda, por lo que es difícil no saber comenzar una partida con amigos (o en solitario) o escoger que tipo de raza eres. Todo se reúne en un panel donde eliges el modo de juego (uno o multijugador) chateas con tus compañeros y ves tus datos de logros y mejoras.

Con respecto a los combates online, son como los tradicionales, aunque se echa en falta variedad de mapas. Un punto negativo (personalmente) es que hay momentos que el juego se reduce a generar cientos de unidades y esperar arrasar al otro, aunque sean las unidades más “básicas” del juego, en otras palabras: “cantidad” gana a “calidad”, normalmente. (Y no olvidéis tener conexión de banda ancha cuando juguéis 4 contra 4 y se empiecen a crear cientos de unidades…)

Precio

El juego cuesta sus tradicionales 59.90 euros, y no tiene ninguna cuota adicional, aunque hay que recordar que se requiere online hasta para el modo un jugador.

Puntuación y Conclusión

Un RTS muy completo, digno de mención y que una vez más revolucionará su mercado. Si te gustan los juegos de estrategia futurista este es quizás uno de los más importantes (un ‘must have’). Por otro lado es un juego demasiado enfocado a este ámbito por lo que, a diferencia de como otros medios dicen muchas veces, en caso de que el RTS no sea tu fuerte este juego no te marcará demasiado, aunque en mi opinión siempre está bien probar nuevos caminos.

¿Qué tal un 9.5 de 10?  Y no le pondría el 10 por sus gráficos un poco mejorables (debido al Direct X 9) y por ser un RTS para jugadores de RTS y no para el mundo en general.

2 thoughts on “Starctaft II – ¡Ya era hora!

  1. El juego para MAC funciona sobre openGL. Es más, no me extrañaría que tuviese una opción como el WoW de -openGL, y hacer que tire sobre openGL en Windows o en wine.

    La razón que usen DirectX 9 , es que la versión 10 y 11 es una mierda…. (Y querer tener el mercado más amplio posible de posibles jugadores) y estarán hasta los cojones que cambien media API en cada versión, no cres ? Blizzard sabe muy bien lo que hace….

    No me fije en el detalle ese de los gestos, pero desde luego el nivel de curro en la traducción es impresionante. Lo único no traducido que he podido encontrar es el huevo de pascua de iPistol … y solo es el nombre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *