Cuando Twitter superó a cualquier medio de comunicación

La prensa escrita, elaborada la madrugada previa a que el lector la disfrutase, fue superada en inmediatez por la radio. Y esta, a su vez, vio como la TV, que además de sonido proporcionaba imagen, se convertía en la reina de la casa. Y como sabemos, Internet ha superado a todos ellos.

Dentro de Internet, el siguiente paso es la web 2.0, que destaca por el feedback y por la relación entre el que sube un contenido y los que lo disfrutan. El paradigma de ello son las redes sociales. Pues bien, con los recientes eventos globales, una de estas, Twitter, se ha colocado como el referente de información mundial.

En Govoid ya hemos hablado desde hace tiempo de Twitter. Para recordar a algún despistado, es una web que permite sencillamente enviar mensaje de 140 caracteres, tweets, que pueden leídos por cualquiera que nos “siga”(follow) en la citada social network.

Twitter puede ser utilizado para hablar con nuestros amigos, para conocer qué dicen personajes famosos o públicos, ya sean artistas, políticos, deportistas, periodistas…Y lo que quizás sea su mayor virtud, como sistema de información más que actualizado, instantáneo.

Todo aquel que tiene cuenta de Twitter, la visita con relativa frecuencia, y sigue a un número razonable de personas, sentirá una curiosa sensación cuando ponga las noticias de la TV o incluso entre en algún portal web de un medio de comunicación. Muchas veces pensará: “vaya, esto ya lo he leído en Twitter”.

La clave de Twitter, referido a este tema, está en su propia estructura. Cada tweet es un mensaje corto, que no da pereza ni de leer ni de escribir. Por ello, se estimula lanzar toneladas de info en muy poco tiempo, estando de esa manera nuestro TimeLine (lo que nosotros leemos) permanentemente actualizado.

Para redondear esto, si nuestro grupo de gente a la cual seguimos no nos da los datos suficientes, quedan los Trending Topics. En ellos, vemos las noticias o temas más de actualidad. Son vitales para saber qué está pasando o qué está siendo comentado, ya sea en tu país o en el mundo.

Otro de los aspectos que hacen a Twitter una red más amiga es su toque humano. Salvo que sigas a una página web o compañía en concreto, la información que recibimos viene directamente de una persona. Alguien más o menos como tú y como yo, que tiene cuenta de twitter y quiere compartirla.

Si hablamos de virtudes, Twitter, como parte del mundo digital, aporta que está sustentada en la meritocracia. Es decir, normalmente, un desconocido puede convertirse lentamente en alguien popular y seguido si sus tweets son de gran calidad, ya sea para informar o simplemente entretener.

Más ventajas: en Twitter es más fácil encontrar contenidos de calidad. Por ejemplo, en los comentarios a una noticia en la web de un periódico pasaremos por decenas de opiniones chorras antes de encontrar una buena. En Twitter, si es bueno, se retwittea y se extiende. Y no tiene los posibles apaños de webs como Menéame.

¿Y porqué Twitter ha salido a la palestra últimamente? Pues porque ha sido el medio de comunicación (sí, lo que en sus orígenes era una red social) que con más rigor y actualidad ha tratado 2 asuntos que han llamado la atención en todo el mundo: la crisis del mundo árabe y el desastre en Japón.

En la revuelta en Egipto, centenares de valientes contaban la represión que sufrían, hasta el punto de cortar Internet. Y aunque no nos engañemos, a Mubarak no lo han tumbado twitteros y blogueros sino su propio ejército y un pueblo hambriento, el papel de estos ha tenido su importancia.

Y el que para mí ha sido el golpe de gracia ha sido el terremoto-tsunami-desastre nuclear en Japón. Mientras cundía la más pura desinformación en los medios tradicionales y digitales, el testimonio directo ya fuera de residentes en el país nipón o de expertos en geología o energía nuclear corría vía Twitter, informando al segundo con precisión y exactitud.

Para muestra, dos botones. Mientras los periódicos españoles abrían con un “Apocalipsis en Japón”, un español residente allí twitteaba que se estaba tomando un helado tranquilamente en un parque mientras hacía vida dentro de la normalidad aparente que se podía vivir en su ciudad.

Y la segunda: un tokyota avisaba de que era posible que hubiera algún corte de luz para ahorrar energía. Varias horas después, los periódicos digitales titulaban que se avecinaba un apagón general en Tokyo como consecuencia del desastre en el reactor nuclear. Para variar, no se produjo el susodicho apagón.

El toque humano al que he mencionado antes también ha brillado aún más. Desde Cruz Roja y Manos Unidas hasta seguidores de animes devotos de Japón, se ha logrado una enorme difusión en sus campañas para recaudar ayuda económica para la zona afectada. El tweet de la Red Cross americana, avisando a qué numero mandar dinero, habrá sido leído por millones de personas.

Como conclusión, basta decir que es evidente que Twitter no acabará con los medios de comunicación tradicionales, de igual manera que radio y TV no acabaron con los periódicos. Pero sí que se ha convertido, no ya en un medio de comunicación más, sino en el más brillante de ellos.


4 thoughts on “Cuando Twitter superó a cualquier medio de comunicación

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *