Guitar Hero: Warriors of Rock Hijos del rock and roll, el verdadero Guitar Hero ha vuelto

La saga Guitar Hero es de las más modernas del mundo de las consolas, y pese a ello, se ha ganado el puesto de “juego que todo el mundo conoce”. Se podría decir que nació en el momento y lugar adecuado, cuando más o menos desde la salida de la Nintendo DS las consolas se abrieron a todo tipo de público.

Pero como a todo éxito, le surgió un rival, Rock Band – realizado por los creadores de las dos primeras entregas de Guitar Hero – que a día de hoy le había superado. Hasta ahora. Porque este Warriors of Rock es el retorno a la más pura esencia del Guitar Hero.

Nociones históricas a lo Jack Black en School of Rock

Las primeras entregas de Guitar Hero, para PS2 y Xbox, fueron populares. Ya había juegos musicales en el mercado que habían tenido éxito, como el Sing Star o los Dance Dance Revolution. Pero nunca se había implementado tan bien el uso de un instrumento.

La base del juego, realmente no tan innovadora, se centra en tocar las acordes y las piezas de guitarra eléctrica o bajo de canciones de rock populares. Basta con pulsar la tecla y rasguear la nota o acorde correspondiente cuando pase por pantalla. Es más sencillo explicarlo que hacerlo: Guitar Hero no es un juego fácil para novatos.

El culmen de la franquicia fue el Guitar Hero III, seguramente el mejor juego musical de la historia. Apareció en PS2, y por primera vez, en las boyantes Wii y Xbox 360. El éxito a nivel de crítica fue solo superado por el de ventas: 1.000 millones de dólares recaudados, juego más vendido del 2007. La clave eran un montón de canciones que abarcaban toda la historia del rock.

Guitar Hero III es el resumen de lo que debía ser la franquicia. Muchos temas eran ya míticos,mientras que otras permitían descubrir a grupos antiguos o modernos que antes ni habíamos oído. Y elevó a nivel de leyenda Through the fire and flames de Dragonforce, cuya completitud en modo experto está reconocido en el Guiness como uno de los logros más difíciles de toda la historia de los videojuegos.

A partir de entonces llegó Rock Band,y, como quien dice, le comió la tostada. Rock Band 1 y 2 tenían mejor playlist y estaban más cuidados. Guitar Hero World Tour y V tenía una lista de canciones más popera que realmente cañera, incluyendo incluso La Bamba de Richie Valens o Song 2 de Blur.

En los spin-offs tampoco le fue mejor a Guitar Hero. Los Guitar Hero Aerosmith y Metallica fueron grandes, pero palidecen ante el majestuoso The Beatles: Rock Band. Este juego, que algunos colocan incluso a la altura del GH: III, fue el mejor juego musical del E3 del 2009 e incluso para algunos analistas el mejor juego de todo el evento.

Guitar Hero V, la versión del año pasado, ya había incluido alguna de las innovaciones de su rival, como la opción de tocar la batería y el micrófono y un online bastante decente. Aunque mejor que World Tour, los resultados no fueron los esperados y Activision decidio que el último juego del estudio encargado fuera el Guitar Hero VI conocido como Warriors of Rock.

Análisis

Sabiendo que era su última obra, Neversoft se puso las pilas. Viendo que la esencia del juego (tocar la guitarra) era inmutable, decidieron meter la mano en lo que marcaba la diferencia: el modo historia y la lista de canciones. El resultado es para quitarse el sombrero, como explicaremos ahora.

Por primera vez en un juego musical no centrado en una banda en concreto, realmente aquí hay un modo historia con sentido. El dios del rock ha perdido sus poderes, y para recuperarlos, una serie de rockeros, cada uno con su estilo y a su manera, deben tocar al límite hasta evolucionar y convertirse en avatares del propio dios.

Suena rebuscado, pero el sistema es tan divertido como simple. Cada personaje debe tocar una serie de canciones, adecuadas a su estilo (Hard Rock, Metal, Glam Rock, Heavy, Rock clásico, Punk Rock, etc) lo suficientemente bien para conseguir un número de estrellas y poder evolucionar.

Lo que es original es que cada uno de estos personajes, muchos de ellos clásicos de la franquicia, tiene un poder, que obviamente se verá potenciado al evolucionar. Johny Napalm pone el multiplicador mínimo en x2; Lars recoge ataúdes para “resucitar”, evitando ser eliminado; el nuevo Austin duplicará y después cuadruplicará la energía estrella recibida, etc.

Además de la fase de cada personaje, hay 2 momentos, uno en la mitad y otro al final, que varios personajes se unen para poder tocar verdaderos retos, como las 6 canciones seguidas de 2112 de Rush o 3 realemente difíciles de Megadeath, incluyendo una creada expresamente para el juego y que se acerca al nivel de Through the fire and flames, Sudden Death. Con la unión de varios personajes, podremos alcanzar muchas más de las clásicas 5 estrellas.

Y es que una vez completado el modo historia, solo habremos hecho la mitad. Entonces podremos seleccionar a cualquier personaje para tocar cualquier tema, lo que permitirá conseguir un máximo de 40 estrellas en cada canción. Es una manera muy original de hacer el modo historia rejugable.

Algo que es de agradecer es que el nivel de dificultad ha aumentado. Al prescindir de música popera o más suave, no hay ninguna tema demasiado fácil, y como ya hemos mencionado, hay algunos realmente complicados. Para los amantes de la batería, vuelve el modo Experto+ del Gitar Hero: Metallica, la entrega que mejor ha sabido llevar la percusión.

La selección de temas se ha mejorado enormemente. Este redactor destacaría, modestamente, Bleed it out (Linking Park), Bohemian Rapsody (Queen), Call me Breeze (Lynyrd Skynyrd), Children of the Grave (Black Sabath), Criyin’ (Aerosmith), Fury of the storm (Dragonforce), Losing my religion (REM), Love Gun (Kiss), Money for nothing (Dire Straits), Motivation (Sum 41), Paranoid (Metallica), Self Steem (Offspring), Seven Nation Army (White Stripes), Stray Cat Blues (Rolling Stones) y Upsring (Muse).

El resto de modos permanecen inalterables. Se mantienen los clásicos modos multijugador y online, muy enfocados al party game. Sigue abierta la tienda para comprar vía GH Stores aún más canciones (el juego incluye 104).

Debido a problemas con los personajes reales del Guitar Hero V (Courtney Love demandó a la saga por la imagen que daba Kurt Cobain), ya no podremos desbloquearlos. Sin embargo, el narrador del modo historia en la versión inglesa es Gene Simmons, de Kiss, y en la española, Loquillo, que ciertamente da la talla.

En resumen, Guitar Hero vuelve a la fórmula que tanto éxito le dio en el pasado: apostar decididamente por el rock puro. Si a eso le añades el novedoso modo historia y la cuidada selección de temas – en el genial Bohemian Rapsody, los miembros del grupo imitan la coreografía original de Queen de manera sublime, por ejemplo – podemos decirlo alto y claro: rockeros que poseeis una Xbox 360, una PS3 o una Wii, el Guitar Hero ha vuelto.


One thought on “Guitar Hero: Warriors of Rock Hijos del rock and roll, el verdadero Guitar Hero ha vuelto

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *