Mario Kart 7: Tan divertido como siempre

Si hay una saga Made in Nintendo que siempre ofrece lo que promete esa es sin duda Mario Kart. Un juego de conducción arcade, caótico, con un multijugador brutal, y sobretodo, tremendamente divertido.

La última entrega de la franquicia es Mario Kart 7, para Nintendo 3DS. No ofrece cambios demasiado importantes, pero su paso a la última portátil de Nintendo vuelve a ser genial. A continuación, su análisis.

Es prácticamente imposible que un aficionado a los videojuegos no haya jugado jamás a un Mario Kart. La sencillez de su control hace que cualquiera pueda disfrutarlo. Y además, cuenta con una legión de seguidores que forman quizás la mayor comunidad de jugadores online de un juego Nintendo.

Los seis juegos anteriores han aparecido en prácticamente todas las consolas de Nintendo, portátiles y de sobremesa. Tras la entrega inicial en Super Nintendo,  Nintendo 64, GB Advance, Game Cube, DS y Wii también han contado con su Mario Kart de rigor. Y siempre han sido un gran éxito.

Mario Kart 7 es más parecido a la versión de DS que la de Wii en lo que se refiere a la jugabilidad. Desaparecen las motos y los pilotos por carrera pasan de los 12 a los 8 originales.

Contamos de nuevo con 32 circuitos, 16 nuevos y 16 clásicos; es decir, ya aparecidos en anteriores Mario Kart. Estos configuran las ya habituales 8 Copas del modo Gran Prix, con sus 3 cilindradas (50, 100 y 150 cc) y el Modo Espejo.

Sorprende que en algunos circuitos no debamos dar tres vueltas, como es lo habitual, sino únicamente completar su trazado, bastante largo, eso sí. Las dos nuevas pistas localizadas en la isla Wuhu del Wii Sports Resort y el flamante Circuito Arcoiris son ejemplos de ello.

El apartado gráfico no es realmente espectacular, pero cumple con creces, más parecido a la versión de Wii que a la de DS. El efecto 3D se nota, pero tampoco marca la diferencia.

En cuanto al control, por primera vez podremos usar el modo giroscópico, es decir, girar nuestro coche haciendo lo propio con la consola. Pero los fans de la saga sin duda preferirán en el stick analógico, con el cual la conducción es suave y más precisa.

La mayor novedad de esta entrega viene por diferenciar y fomentar los tramos de las carreras por mar y aire. En casi todos los circuitos tendremos una zona de “vuelo” o planeo o una sección submarina. La conducción difiere en estos lugares con respecto a la habitual en pista.

A causa de este hecho, se añade algo bastante original y nuevo en la franquicia: la de “diseñar” nuestro kart antes de cada carrera o Gran Premio. Aparte de elegir conductor, deberemos también escoger una carrocería, unas ruedas y un paracaídas, que marcarán los parámetros de nuestro vehículo.

Dos objetos también aparecen por primera vez. La hoja nos proporcionará una cola de mapache, como la de Mario. Es útil tanto para golpear a quienes estén cerca como para defendernos de conchas que nos lancen.

Pero sin duda el más genial es El Siete. Tras cogerlo, rodearán nuestro kart 7 objetos (concha roja, azul, verde, bomba, plátano, calamar, estrella…), que podremos lanzar a discreción.

El roster de personajes es cuanto menos curioso. Se caen habituales como Baby Mario o Waluigi, pero aparecen los sorprendentes Mario de Metal, Floruga y la mayor sorpresa, la Reina Abeja de los Mario Galaxy.

El modo multijugador, tanto en modo local como online, vuelve a ser casi perfecto. La sólida estructura online y el enorme número de jugadores que ya pueblan los servidores permite que la vida útil del juego sea casi infinita.

La función Street Pass de la 3DS también supone una añadidura interesante. Gracias a él, en cuanto nos crucemos por la calle con otro jugador de Mario Kart, obtendremos piezas de coches, fantasmas con sus récords en el modo contrarreloj, información de su Mii…

Y ya por último, destaca la combinación del Spot Pass de la 3DS con el canal Mario Kart. En en el momento la consola detecte un punto de conexión a Internet, descargará grupos para jugar online, subirá nuestros récords y bajará otros.

Conclusiones

Mario Kart 7 es un juego loco y adictivo. Sus novedades no cambian ni un ápice el espíritu de la saga. Entre el brutal modo multijugador online y el Street Pass siempre tendremos nuevos retos. No le podemos pedir más a un juego: duración y diversión casi eternas.

One thought on “Mario Kart 7: Tan divertido como siempre

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *