Skip to main content

Naruto Shippuuden Clash of Ninja Revolution 3: El discípulo del Budokai

naruto

Con permiso del Tekken, la saga de lucha clásica más alabada por crítica y público en la última década han sido los Dragon Ball Z Budokai, primero en PS2 y culminando con los magníficos Tenkaichi 2 y 3 para PS2 y Wii. Aparte de ser juego que roza la perfección en todos los sentidos (gráficos, jugabilidad, duración, curva de dificultad, diversión, experiencia multijugador…), venía con el aval de recrear la serie de animación japonesa más famosa de la historia, Dragon Ball del maestro Toriyma.

De un tiempo a esta parte, la heredera de Dragon Ball es Naruto, de Masashi Kishimoto. No tanto por su calidad, sino por su repercusión y expansión internacional. 8ing, el creador del genial Tatsunoko VS Capcom, se encarga de esta entrega. Y aunque llegar al nivel del Budokai es una quimera, Clash of the Ninja 3 como poco da la talla.

Ya alabamos las bondades de Tatsunoko VS Capcom en otro artículo de Games Valley, Decálogo para revivir a tu Wii (Parte II). Es el juego de lucha clásica más sólido del catálogo de Wii. Tiene todo lo que se puede pedir este tipo de juegos: diversión desde el primer minuto, pero muchas horas de maestría para dominarlo. Y además, un buen número de personajes y un multijugador adictivo. 8ing ha tratado de transmitir esto.

En primer lugar, es de agradecer el esfuerzo que se ha realizado en la versión europea, la que nosotros jugamos. Corrige fallos de la americana, pero sobre todo, recoge las peticiones de los fans. Por primera vez escucharemos las voces originales japonesas, no en el menú principal sino en los propios combates. Y sobretodo, aunque no sea en el modo historia, aparecen como personajes jugables algunos a los que aún no ha llegado la serie de animación en Europa, como Kakuzu, Hidan o la versión “madura” de Sasuke.

Pero sin duda lo  mejor del juego es que puede llegar a ser disfrutado sin que conozcamos la serie, al igual que pasaba con el Budokai. Su sistema de juego es aparentemente sencillo, con un botón de ataque débil (base de los combos) y uno fuerte, éstos propios de cada personaje. Combinándolos, podremos hacer un extenso número de técnicas, a lo que se les suma los propios de los combates por parejas.

Además, se usa un botón para coger al enemigo, otro para hacer el ataque especial y un tercero para cambiar de personaje. De esta manera, podremos encadenar un número enorme de diferentes movimientos para atacar al enemigo. Si a eso le sumamos la interacción con los escenarios y el uso (no demasiado bien implementado) de objetos, veremos que cada batalla es un mundo.

0

En un juego de lucha, el número y carácter de los personajes es clave. Aquí nos encontramos con la casi increíble cifra de 40, a los que podríamos añadir las transformaciones que tienen algunos de ellos. A los principales y secundarios de la serie se le suman alguno de los inventados en otras versiones, otros casi desconocidos como Yugao e incluso un guiño a los fans, ANBU Kakashi de Kakashi Gaiden.

Si bien la duración del modo historia es ridículamente corta, el juego en sí es extremadamante largo. Además de los modos clásicos de survival o time attack, tras completar la historia desbloquearemos una serie de misiones a completar con todos los personajes. Y para poder comprar en la tienda a todos los personajes, necesitaremos mucho dinero del juego, lo que implica muchas horas de combates.

El modo multijugador está muy bien implementado. Aunque para hasta 4 jugadores, como el resto de títulos de la saga, la verdad es que lo que más se disfruta son los 1vs1. También hay modos que se pueden realizar en cooperativo. Aparte, y por primera vez, se incluye un modo de lucha online con la Conexión Wi-Fi de Nintendo que responde razonablemente bien.

El aspecto gráfico sigue siendo de un nivel algo mejor que el de PS2, y el sonido no acompaña en exceso: las melodías son algunas de las de la serie, pero siguen siendo tremendamente sosas. Sí que se agradece, como ya hemos mencionado, la presencia de las voces japonesas en los combates, algo de lo que no pueden presumir los propietarios de la versión americana. Aunque se puede manejar con Wiimote+Nunchuk, lo ideal es usar un mando de GameCube o el Mando Clásico de la Wii.

naruto-clash-of-ninja-revolution-2-wii-screenshot

En resumen, Clash of the Ninja 3 es un título bastante atractivo para el escueto catálogo de juegos de lucha para Wii. Con un estilo similar al fantástico Tatsunoko VS Capcom, siendo un pelín inferior comparte sus virtudes: fácil al principio pero complejo al final, sumamente adictivo, más un trabajado multijugador que incluye online. Imprescindible para los fans de la serie por sus 40 personajes y las voces originales. No es el Budokai, pero caray, tampoco Naruto es Goku. Y por algo hay que empezar.

2 comentarios en “Naruto Shippuuden Clash of Ninja Revolution 3: El discípulo del Budokai”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.